warning: Creating default object from empty value in /home/mariana/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

Poética

LOS ABRAZOS

“Todas las calles de aquella noche iban al cielo”.
Irene Sánchez Carrón

El patio de los abrazos

ha muerto de sus relojes.

¿Cuándo me diste la espalda?

¿Cuándo silenciaste en mí

tanta canción y palabra?

Y ya no sé qué decir

cuando te busco en el llanto,

en esta manera sorda

de romper los papelillos

que firmamos sin sentir.

Y qué decir de los besos

de los labios encontrados

RENUNCIACIÓN

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí la sed,
hasta aquí el agua?

Juan Gelman

¿Alguna vez quisimos extinguirnos
como dos fuegos rotos,
condenados a la ceniza endeble,
apagados, vencidos, olvidados?

¿Quién dice que el amor dura cien años?
¿Quién puede sustentarlo?
¿Quién debe amamantarlo
y sueña sostenerlo con alfileres rojos,
besos nuevos?

He llegado hasta aquí
porque tú me trajiste a la distancia.
He seguido tu sombra

LO QUE YO SÉ DEL SUR

lo que yo sé del sur

que todo el mundo sepa
que el sur también existe”.

Mario Benedetti

Desde que dijimos NO

Desde que dijimos NO

Poco a poco nos fuimos convirtiendo

en personajes invisibles,

QUIÉN ME MATA SIN VERLE


Quién me mata sin verle


Quién me mata sin verle,
quién me desnuda con sus campanarios
y palpita conmigo
la agonía más breve esta noche silente,
sinfonía del todo,
de la nada trepidando corceles,
arguyendo rencores y castigos;
impreciso latido de algún pájaro
en esta noche azul del holocausto.

Quién se come mi manzana roja,

y me enciende luciérnagas y boleros tardíos en el alma de abril

y me enciende luciérnagas y boleros tardíos en el alma de abril

tengo una habitación oscura,
el nido del pánico,
el pájaro del alma y la locura
trinando
boleros imposibles
en mi guitarra loca de sus cuerdas.

y de la que le falta
hice una cinta para mis cabellos,
un lazo común y humanitario
para cada zapato
huérfano de mi pié.

soy un cuarto sin puertas
ni ventanas,
sólo el abecedario encendido
en su nota sin fin,
la enmohecida llave que me pertenece,
si le pertenezco, si le entrego
mi viento y mi guitarra en este verso
y me enciende luciérnagas
y boleros tardíos
en el alma de abril

 

TODO

cada tarde

Parte de mí se aleja cada tarde

en el velero de las ansiedades,

pompas azules contra el horizonte,

canción para llorar a rienda suelta

TUVE UN NIÑO

Tuve un niño de ajonjolí en los brazos,

desgranando caricias,

llenándome los días

y si todo lo perdido

Y si todo lo perdido

 

 

 

Que, ¿ Cómo perdí los ojos?

sin remitente

canción del todo




Ser un lugar común,

Distribuir contenido